Categorías
Ley de Atracción

¿Cómo funciona la Ley de Atracción?

La ley de atracción. Probablemente ya has oído hablar de este extraño concepto, de personas que no dudan en decir que sus sueños más salvajes se han hecho realidad, sólo con imaginarlos en su mente.

La Ley de Atracción, podría por lo tanto resumirse como la influencia de nuestros pensamientos en nuestro medio ambiente, y nuestra vida más ampliamente. Nuestros deseos se manifiestan así en la realidad por la Ley de Atracción.

¿Suena demasiado bueno para ser verdad? Eso es lo que pensé al principio, pero rápidamente comprendí que esta Ley podría serme muy útil en la vida diaria. Will Smith, Arnold Schwarzenegger y muchas otras celebridades practican la Ley de Atracción con éxito.

Los 7 conceptos de la Ley de Atracción

La ley de atracción está compuesta por 7 conceptos inseparables que permiten concretarla en nuestras vidas:

  1. Un poderoso deseo
  2. Conceptualización e imaginación
  3. La declaración
  4. La capacidad de enfocar la intención de uno
  5. La creencia inquebrantable
  6. Agradecimiento
  7. La manifestación en el mundo físico 

Piensa en la Ley de Atracción como la gravedad. Si tiras una moneda de tu escritorio, inevitablemente caerá al suelo. Lo mismo si saltas de la cama. No necesitas probar el fenómeno con cada objeto que tengas a mano, sabes que esta regla siempre se aplicará.

La gravedad es una ley inmutable de nuestro universo, se aplica en todas partes y en todo momento. Así que entender cómo funciona la ley de la gravedad te permite predecir lo que sucederá. Aquí, la Ley de Atracción funciona de la misma manera. 

Las cosas en nuestro universo tienden a migrar hacia otras cosas similares. Utilizo la palabra “cosas” aquí porque esta ley también incluye pensamientos, sentimientos, personas, objetos y todo lo que existe en nuestro universo.

Es un principio universal, por lo que se aplica a todas las cosas. Las cosas parecidas se atraen entre sí. “La vida es como un boomerang. Nuestros pensamientos, acciones y palabras nos regresan tarde o temprano, con una precisión asombrosa”.

Probablemente ya has oído lo siguiente: “De la misma forma que el fruto nace de la semilla, así las acciones nacen de los pensamientos”, “Cosechas lo que siembras”. Estos dichos han existido a lo largo de la historia y hoy en día la Ley de Atracción nos ayuda a entender por qué tenían razón.

¿Cómo manifestar lo que queremos? El método es muy simple. En primer lugar, tienes que decidir qué es lo que realmente quieres. Después, sólo tienes que preguntarle al universo.

¿Preguntarle al universo? Así es. No significa necesariamente abrir la ventana y literalmente preguntar al universo. Comprende que eres parte de este universo, y cuando trabajes duro, cuando creas que lo que estás haciendo valdrá la pena y estés abierto a la ayuda externa, entonces recibirás lo que quieras.

¿Le parece extraordinario? Es lo que sucede en el nivel inconsciente, las intuiciones, las corazonadas, todo forma parte de un gran inconsciente colectivo. Inconsciente que nos conecta a todos juntos, lo que explica por qué encontramos conceptos similares en culturas muy distantes que han producido la noción de arquetipos en la psicología.

Por supuesto el “por qué” de esto, se nos escapa. Así como el concepto de gravedad sigue teniendo algunos vacíos misteriosos para los científicos, sabemos que funciona, que es así. Y eso es suficiente. Porque solo necesitamos saber que podemos hacerlo, para poder hacerlo.

Si tus pensamientos son positivos, entonces lo que recibes a cambio también lo será. Así que, cuando eres positivo y abierto a los demás, tus pensamientos influyen no sólo en los que están cerca de ti (Efecto Pigmalión) sino también en otras personas que nunca has conocido a través de este inconsciente colectivo.

la relación con el universo

relación con el universo

Más allá de la Ley de Atracción, es importante examinar cómo te sientes cuando el universo interactúa contigo. ¿Crees que puedes influir en tu entorno para conseguir lo que quieres? ¿O crees que todo te pasa sin que tengas control sobre ello?

Esta diferencia psicológica se llama locus de control. Cada individuo es “locus-interno”, es decir, tenderá a atribuir lo que sucede a sus propias acciones. Por el contrario, un “locus externo” tenderá a atribuir lo que le ha sucedido a los factores externos.

Por ejemplo, un estudiante “interno” que tiene una mala calificación pensará que no estudió lo suficientemente bien, mientras que un estudiante “externo” pensará que su mala calificación se debe a la casualidad, o a un profesor que empezó el día con el pie izquierdo.

Esta diferencia es muy importante. Porque cuando pienses que tienes un papel que desempeñar y que tus pensamientos y emociones influyen en tu entorno, entonces entenderás lo que hay detrás de la Ley de Atracción, y atraerás el éxito a tu vida.

No es magia, es ciencia.

En este punto, puede que aún no estés convencido de que este principio que digamos es como un boomerang – que tus pensamientos positivos atraerán cosas positivas o que tus pensamientos negativos atraen cosas negativas- Pues este es un principio científico y puede que aún le parezca extravagante y mágico, y por lo tanto irreal.

Esto puede deberse a que involucra conceptos intangibles como los pensamientos y sentimientos. Con la gravedad, una manzana lanzada al aire cae al suelo. Puede que no entiendas lo que está pasando, pero puedes ver los efectos inmediatos con tus ojos.

Es difícil imaginar que los pensamientos y sentimientos puedan tener un efecto en el mundo que nos rodea. 

Afortunadamente, los avances en la tecnología y la ciencia nos permiten ver los efectos de nuestros pensamientos de forma visible e inmediata. Al igual que ver caer una manzana al suelo, hay experiencias que demuestran los efectos inmediatos de los pensamientos y sentimientos.

Hay muchos experimentos científicos que demuestran que nuestros pensamientos por sí solos tienen efectos inmediatos y tangibles sobre nosotros mismos y el ambiente que nos rodea. 

Pero para que tengas una mejor idea, examinaremos brevemente los resultados de algunos estudios importantes sobre el tema.

Por ejemplo : 

1. El efecto de la meditación en el índice de criminalidad en Washington, D.C.

Un grupo de 4.000 personas se ofreció a meditar sobre la paz y el amor para reducir la tasa de criminalidad en la región de Washington, DC. Un equipo de científicos e investigadores inició el proyecto y replicó la experiencia bajo innumerables condiciones.

Los resultados fueron muy claros: durante el mes de meditación, la taza del crimen bajó alrededor de un 25%, demostrando definitiva y científicamente que los pensamientos positivos de un grupo de personas pueden afectar y cambiar el comportamiento de los individuos malintencionados.

2. Pensar que eres más joven te hace físicamente más joven.

En 1979, se realizó un estudio entre hombres de 70 y 80 años para averiguar si repensar o revivir la juventud podría tener un efecto sobre el envejecimiento.

Los hombres se dividieron en dos grupos, uno de ellos hablaba y recordaba su juventud, mientras que el otro fingía ser joven rodeandose de objetos y actividades de la época.

Al final del experimento de una semana, ambos grupos, pero especialmente los que se imaginaban más jóvenes físicamente, mostraron signos de rejuvenecimiento. La presión sanguínea se redujo, la artritis disminuyó, e incluso la vista y el oído mejoraron.

Simplemente imaginándose mas jovenes. Esto habla de que ciertos procesos de envejecimiento se invirtieron, gracias al puro pensamiento.

3. Experimentos de memoria del agua

El experimento más famoso que prueba el poder del pensamiento fue realizado por el Dr. Masaru Emoto. Fotografió cristales de hielo, grabados con mensajes de de amor y paz o de odio y miedo. A veces las intenciones se expresaban en voz alta o escrita y otras veces eran sólo pensamientos.

Los resultados fueron siempre los mismos. Los mensajes de esperanza, paz, amor, alegría y otros dieron nacimiento a hermosos cristales simétricos, mientras que los mensajes de miedo, odio, ira, tristeza y otros dieron nacimiento a cristales desarticulados y rotos. Sus experiencias han demostrado que nuestras intenciones pueden alterar físicamente el mundo que nos rodea.

De hecho puedes replicar su experimento a menor escala con la prueba del arroz.

¿Cómo se utiliza la Ley de Atracción?

Ya sea que pienses que tus pensamientos inconscientes influyen en tu comportamiento, y por lo tanto en la percepción que los demás tienen de ti, y/o más ampliamente de un inconsciente colectivo al que todos estamos vinculados, la Ley de Atracción le será muy útil.

Las personas que utilizan la Ley de Atracción buscan principalmente atraer :

  • El dinero: La abundancia financiera es la principal razón por la que la gente está interesada en la Ley de Atracción. No es sorprendente que nos interese cuando estamos endeudados o cuando el dinero se acaba, es nuestra segunda necesidad después de todo. La buena noticia es que muchas personas reportan haber recibido oportunidades de trabajo, pagos inesperados e incluso haber encontrado dinero después de usar la Ley de Atracción.
  • El amor y las relaciones: Encontrar a su media naranja es una preocupación importante para muchos. Afortunadamente, la Ley de Atracción también puede ayudarte. Al centrarte en tí mismo y en tus deseos, te convertirás en una persona más atractiva y tendrás una visión más clara de lo que quieres para tí mismo, para tu vida. 
  • Mejora tu salud: Pocas personas utilizan la Ley de Atracción de esta manera, pero como hemos visto con la experiencia del envejecimiento (2), es una muy buena herramienta para mejorar tu salud. Debido a que la Ley de Atracción te hace consciente de que tus pensamientos afectan a tu cuerpo, entonces estarás más atento para enviar pensamientos positivos a tu cuerpo, que es lo que el método Coué ha demostrado.
  • Espiritualidad: La Ley de Atracción te permite tomar conciencia de que eres parte de un todo más grande que tú mismo. Se dará cuenta de que sus palabras influyen en su entorno. De la misma manera, tu entorno también te influye. Al final, todos somos parte de un gran sistema.

Entiende que la Ley de Atracción está limitada sólo por tu imaginación. Así que piensa en tu vida ahora y en lo que te gustaría conseguir para ti. Intenta aplicar la Ley de Atracción a las pequeñas cosas para convencerte de su existencia. Por ejemplo, imagina encontrar un buen lugar para estacionarte en la ciudad, o que te llame un amigo con el cual no has hablado desde hace tiempo.

Una vez que hayas confirmado que la Ley de Atracción funciona para ti, puedes usarla en algo más grande. Aquí hay 4 etapas esenciales para aplicar con éxito la Ley de Atracción:

Etapa #1: Tomar una decisión

Decidir lo que quieres lograr en tu vida es el paso más importante de la Ley de Atracción. Debes tener una visión muy clara de lo que quieres. Ya sea algo insignificante o algo gigantesco en tu vida, debes tener claro lo que realmente quieres.

Cuando imaginas esta nueva “cosa” que aparece en tu vida, imaginala con tus 5 sentidos. Tomate tiempo para meditar y pensar cómo será tu vida después de haber adquirido esta “cosa”. Ya sea que se trate de encontrar 500 pesos en el suelo o encontrar a tu alma gemela en la calle, imagínalo con la mayor precisión posible.

Imagina cómo sería tu encuentro con esta “cosa”, los olores, el sonido, el sabor y el tacto si es relevante.

  • ¿Cómo te sentirás una vez que esta “cosa” sea parte de tu vida?
  • ¿En qué parte de tu cuerpo lo sentirás?
  • ¿Tu corazón estará latiendo con fuerza o sentirás una ola de calma?

Haz que este deseo se haga realidad en tu mente. No solo te imagines recibiendo esta nueva cosa, piensa en el cambio que traerá a tu vida. En tu visión del mundo.

Este paso es muy importante porque prepara tu mente y tu cuerpo para recibir lo que pides. Esto se debe a que nuestro cerebro no hace ninguna diferencia entre la realidad y la imaginación. Así que se alineará con tus deseos.

Etapa #2: Practica el amor incondicional por ti mismo

En pocas palabras, si no crees que mereces lo que quieres, entonces no lo tendrás. Estos profundos e inconscientes miedos y dudas te sabotearán. Si una parte de ti siente que no mereces lo que quieres, entonces esa parte de ti entra en competición con tu deseo.

Piensa en esto como una señal de radio. Al escanear las frecuencias, dos estaciones compiten entre sí para que captes su señal. Probablemente ya has tenido esta experiencia en tu coche antes. Las dos estaciones están en competencia, y ocasionalmente se escucha una canción y luego parte de otra también. 

Puedes notar que ninguna de las dos estaciones es perfectamente clara, que hay algo de chisporroteo.

Es lo mismo cuando sientes duda o miedo, estos pensamientos y sentimientos interrumpen y compiten con tus deseos. Estas dudas y miedos son creencias limitantes que te impiden acceder a lo que realmente quieres.

Por ejemplo, podrías pensar, si estás tratando de encontrar tu media naranja: “La gente es infiel en el amor, el amor verdadero no existe,etc.”. Dejame decirte que no estás empezando con el pie derecho para lograr tu deseo.

Por supuesto, es difícil liberarse completamente de la duda, el miedo y la sensación de no merecer algo. Tu primer pensamiento podría ser luchar contra estos pensamientos negativos diciéndote a ti mismo “no tengas miedo” o incluso “me lo merezco”, pero eso no funciona realmente, porque refuerza aún más estos pensamientos negativos.

La única forma realmente efectiva de combatir estos miedos y dudas es tomar conciencia de ellos y luego enfrentarlos con amor y compasión. Estos sentimientos negativos tienen una fuente enterrada profundamente en ti mismo. Algo que alguien te ha dicho, o el resultado de algo que has hecho, te ha hecho sentir indigno de recibir el bien. Es doloroso, por lo que tratas de evitar a toda costa revivirlo, de ahí viene este miedo y estas dudas.

Puedes debilitar estos pensamientos parásitos acercándote a ellos con amor y compasión, lo mismo que sentirías hacia un niño en la calle y perdido o un animal herido. Este es el mismo método que se utiliza en la TEF. Cuando te amas a ti mismo, te das la oportunidad de manifestar tus mayores deseos y empiezas a desear sólo lo mejor para ti.

Etapa #3: Abrirse a las oportunidades.

Es importante disipar sus miedos y dudas. Pero eso no es todo, también es importante ver cómo la Ley de Atracción ha actuado en tu vida en el pasado. Es hora de dar un paseo al pasado. 

En primer lugar, piensa en todas las cosas malas que están sucediendo en tu vida en este momento. ¿Puedes notar cómo se relacionan con tus miedos, dudas y conductas que han permitido que estas cosas aparezcan en tu vida?

Concéntrate en tu papel en el proceso, en lugar de sentir culpa o vergüenza. Reconocer que tus miedos se han manifestado en tu vida no significa que todo lo que te pase sea culpa tuya. Simplemente significa que la Ley de Atracción ha respondido a la señal que has enviado. Una vez que reconozcas que el sistema funciona, puedes usarlo para tu propio bienestar en lugar de dejar que te perjudique.

Ahora piensa en todas las cosas buenas que han pasado en tu vida. De nuevo, ¿puedes notar cómo tus esperanzas, sueños y ambición han atraído estas cosas buenas hacia ti? Observa cómo tu estado mental influye en lo que te pasa, y que cuando crees firmemente que algo va a pasar, pasa.

Una vez más, en lugar de sentir orgullo o un ego inflado, es cuestión de entender que la Ley de Atracción ya es parte de tu vida. Siempre ha estado ahí, pero no lo sabías hasta ahora. La Ley de Atracción siempre funciona, incluso sin que lo sepas. Al igual que la gravedad funciona, lo creas o no.

Esta etapa número 3 es importante porque te permite hacer la conexión entre tu vida actual y lo que te llevó a ella. Por supuesto, catalogar cada pequeña cosa que ha sucedido en tu vida, y relacionarla con tus pensamientos y emociones de ese momento, es imposible e inútil. En vez de eso, piensa en el estado mental que te llevó a tu situación actual.

Y finalmente, expresa gratitud.

Agradezca y disfruta de los beneficios de esta ley en tu casa. Haz una lista de todas las cosas que has disfrutado tener en tu vida hasta ahora, y da las gracias al universo. Expresar tu gratitud es la clave para permitir que lleguen cosas aún mejores a tu vida.

Etapa #4: Vive la realidad de tus deseos

Ahora es el momento de vivir la realidad de tus deseos. Has imaginado lo que querías, has disipado tus dudas y temores, y te has dado cuenta de cómo la ley ha funcionado para ti en el pasado. Practicaste este tipo de ejercicio de imaginación en la etapa #1, pero ahora es el momento de vivir esa imaginación, sentirla en la actualidad.

Es un ejercicio un poco teatral, así que permítete liberar tus inhibiciones para que realmente funcione. En lugar de visualizar la realidad en tu mente, vívela tanto como sea posible. Puede parecerte tonto o extraño, pero en un momento veremos por qué esto es tan importante.

Aquí hay un ejemplo con algo simple, digamos encontrar un lugar para estacionarse. Súbete a tu auto y conduce hasta ese estacionamiento con la firme intención y la esperanza de encontrarlo. Dígalo en voz alta: “Este lugar de estacionamiento está libre para mí. Me estacionaré en el lugar que está libre para mí”. De nuevo, soy consciente de que esto puede sonar muy estúpido, pero es un paso crucial.

Si practicas esta técnica en algo más grande, puede ser difícil, pero usa tu imaginación. Por ejemplo, si estás tratando de perder peso, entonces compra un traje que corresponde a la talla que desees. Si quieres un coche nuevo, visita un concesionario. O si aspiras a algo importante como la total libertad financiera, empieza a planear lo que vas a hacer con todo ese tiempo libre y dinero.

Lo importante es actuar como si ya tuvieras lo que buscas. Ni más ni menos.

Esta etapa es importante por dos razones: La primera es que te alineas más fuertemente con tus deseos. Hemos visto que las cosas parecidas se atraen entre sí, así que si actúas como si ya tuvieras lo que quieres, entonces estás enviando un claro mensaje al universo de que vas en serio con lo que quieres. Las acciones hablan más fuerte que las palabras, ¿no?

La segunda es que te permite sentir la satisfacción de haber obtenido lo que deseas. Solidifica tu creencia y refuerza la visualización en la que trabajaste en la primera etapa ¡Deja que la alegría y el entusiasmo se manifiesten en ti!

Por supuesto, todavía hay un punto más que tratar: la perseverancia. Esta es la última pieza del rompecabezas de la Ley de Atracción. No hay una fórmula para saber cuánto tiempo durarán las cosas en nuestras vidas. Cada uno de nosotros tiene sus propios obstáculos que superar, y llevará tiempo ver los resultados de este sistema.

Algunas personas pueden ver las cosas que quieren manifestarse de inmediato, para otros puede tomar un poco más de tiempo. Pero la clave aquí es la paciencia y la perseverancia.

Tan pronto como la duda o el miedo empiezan a resurgir, vuelve a la etapa 2. Si has perdido el contacto con tu intención, vuelve a la etapa 1. Si tu creencia en la Ley de Atracción disminuye, entonces vuelva a la etapa 3. Y si todo lo demás falla, entonces repite la etapa 4 todos los días hasta que se haga realidad.

Continúa expresando gratitud y aprecio todos los días. Piensa positivamente y recuerda todo lo que te ha sucedido y que ha probado que tus pensamientos se han manifestado a través de la Ley de Atracción. Tómate un tiempo cada día para revisar los ejercicios de visualización para preparar tu cuerpo y tu mente para recibir este increíble regalo.

Como hemos visto anteriormente, pero siempre es bueno repetir: la Ley de Atracción es una ley universal que funcionará con o sin tu permiso. El simple hecho de ser consciente de ello te permitirá elegir lo que quieres atraer, y en particular, las cosas que deseas.

Por supuesto, ya que a veces es difícil tener el estado mental adecuado para enviar las señales correctas, aquí te dejo algunas herramientas que te ayudarán a mantener una visión clara de lo que quieres lograr en tu vida.

6 Herramientas para ayudarte a atraer lo que quieres

Puedes hacer cualquiera de estos ejercicios, pero intenta cada uno al menos una vez. No hay reglas específicas, así que eres libre de modificar estos ejercicios como los sientes . Estas herramientas te ayudarán a superar los desafíos que puedas encontrar al usar la Ley de Atracción.

1. La tabla de visualización

Es uno de los ejercicios que podrás encontrar en nuestro programa Mente Positiva.Es un ejercicio muy fácil para aclarar lo que quieres en tu vida. Una tabla de visualización puede estar hecha simplemente de imágenes y palabras inspiradoras, que te hablan y te ayudan a atraer lo que quieres.

La ventaja de esta herramienta es, en primer lugar, poner palabras e imágenes a tus deseos, te ayuda a tocar con el dedo lo que más te interesa. Esto es aún más útil si tienes dificultad para imaginar las cosas. El otro interés del tablero de visualización es también recordarte lo que quieres. Cada día, cuando pasas por delante de esta tabla te recuerda lo que quieres en tu vida.

2. Visualización sensorial

Algunas personas tienen la suerte de tener una imaginación vívida, lo que hace que la etapa 1 sea muy fácil para ellos. Para aquellos que tienen dificultad para percibir sus deseos, este ejercicio es para ustedes.

Si tienes dificultades para visualizar, empieza con cosas pequeñas y sigue desde ahí. Cierra los ojos e imagina una fruta. Por alguna razón, las naranjas son bastante fáciles de visualizar, pero si odias las naranjas, puedes elegir otra cosa.

Para los propósitos de este ejemplo, imaginemos una naranja. Entonces haz esto:

  • Cierra los ojos e imagina la fruta en tu mente. Imagínatela lo más claramente posible. Mira su forma redonda, su color naranja brillante y su textura cerosa y rugosa.
  • Imagina que sostienes esa naranja. ¿Cómo se siente en tus manos? Imagina que la examinas, pasándola entre tus dedos. Sientes su peso. ¿Es fría o a temperatura ambiente?
  • Siente esta naranja. Usa tu memoria olfativa y trata de recordar el olor de una naranja. ¿Puedes oler ese olor familiar? Respira profundamente y haz que el olor esté más presente.
  • Golpee suavemente la naranja en una superficie plana. ¿Cómo suena? Dejala caer. ¿Puedes oírlo?
  • Pela la naranja. Escucha el sonido que hace cuando la cáscara se desprende de la naranja. Mira la corteza blanca en la parte interior de la cáscara. Nota la pulpa brillante y húmeda que está comenzando a aparecer. Huele el dulce olor de los cítricos que se intensifica.
  • Dale un mordisco. Siente la textura de la naranja en tu boca. El jugo y la pulpa fría en tu lengua. Saborea el dulce y agradable sabor.

Puedes repetir este ejercicio con cualquier cosa. Una vez que lo dominas, la etapa 1 de la Ley de Atracción se hace más fácil. Mejora tu visualización grabando tu voz y escuchándola de nuevo con los ojos cerrados, concentrándose en esta técnica.

3. El cuaderno de gratitud

Vimos la importancia de la gratitud en la etapa 3, pero vamos a profundizar esta etapa. La gratitud te prepara para el éxito porque te pone en la mentalidad adecuada para recibir.

Tienes que entender que el universo es más probable a darte cosas si ya estás agradecido por lo que ya te ha proporcionado. Si le das a alguien un regalo de cumpleaños y apenas te da las gracias, es probable que lo pienses dos veces la próxima vez que le des un segundo regalo. Pero por otro lado, te encantaría darle un nuevo regalo a alguien que se emocionó cuando recibió tu regalo. Lo mismo ocurre con el universo.

Haz una lista de gratitud para ayudarte a encontrar y expresar tu gratitud. Hay dos maneras de hacer esto:

  • Anota en un cuaderno una enorme lista de todas las cosas por las que estás agradecido. Añade a esta lista todas las cosas que te vienen a la mente.
  • Anota en tu cuaderno todas las noches (o todas las mañanas) todas las cosas que has disfrutado durante el día (o el día anterior).

Imagina despertarte por la mañana y leer todas las cosas buenas que te han pasado en tu vida hasta ahora. Ciertamente te pondría de mejor humor y cambiaría tu percepción de las cosas, permitiendo concentrarte en lo que va bien en tu vida. Las cosas parecidas se atraen entre sí.

4. La plena conciencia

La plena conciencia es una práctica de conciencia sin juicio, de enfrentamiento. Cuando eres consciente, no sólo eres consciente de lo que sientes o piensas, sino que lo observas sin analizarlo. Por ejemplo:

  • La plena conciencia no es: “Mis manos están temblando porque tengo miedo de esta reunión. No debería tener miedo. No hay nada que temer”.
  • Al contrario, la plena conciencia es: “Tengo miedo de lo que los demás piensen de mí en esta reunión. Tengo miedo de avergonzarme a mí mismo. Me tiemblan las manos por ese miedo”.

Es importante entender que la plena conciencia no se trata de cambiar nada, o tratar de entenderlo, es enfrentar la situación tal como es. 

A veces nuestro lado analítico y autocrítico – nuestras reacciones automáticas – no son saludables y en realidad perpetúan el problema, reforzando la conexión en nuestro cerebro entre la acción y el sentimiento negativo. Para liberar esta conexión, hay que enfrentarla, sin juicio.

Hay muchas investigaciones científicas que apoyan los efectos de la plena conciencia, pero están más allá del alcance de este artículo. Lo que necesitas saber es que se ha demostrado que la plena conciencia alivia la ansiedad y la depresión y tiene un efecto increíblemente beneficioso sobre la presión arterial, el sistema inmunológico, el ritmo cardíaco e incluso el cáncer. Puedes explorar esto con más detalle en el artículo sobre los beneficios de la meditación.

La plena conciencia es una parte importante de la Ley de Atracción porque tienes que ser consciente de ti mismo, sin juzgarte, para conseguir lo que quieres.

Para ser verdaderamente consciente de lo que quieres, también entiende tus miedos y las señales que estos miedos envían al universo. Para cambiarlos, afronta estos miedos y señales con amor y compasión. El siguiente ejercicio es útil respecto a esto.

5. Desarrolla tus intenciones

La mayoría de nosotros vivimos nuestra vida diaria sin ninguna intención. Nos levantamos, nos preparamos para el día y hacemos nuestra rutina diaria sin pensar realmente en nuestras acciones. Muy a menudo, nuestros pensamientos y sentimientos nos distraen y nos alejan de la acción que estamos realizando.

Para hacer el mejor uso de la Ley de Atracción, formula tus intenciones en tus pensamientos, sentimientos y acciones. La intención centra la actividad de tu cerebro para movilizar todos los recursos disponibles y te ayuda a realizar la acción dada. Este tipo de concentración disciplinada te ayudará a obtener resultados más rápidos y precisos cuando uses la Ley de Atracción.

Para entrenar tus intenciones, simplemente concéntrate en una actividad diaria y fija tu intención en cada acción que realices en esa tarea. Al principio, esto parecerá extremadamente tedioso, pero sigue practicando y nota cómo tu enfoque regresa inmediatamente al momento presente.

Por ejemplo, si estás lavando los platos esta noche. Antes de actuar, expresa tu intención en voz alta (o en tu cabeza si tienes compañía). Diga:

  1. “Voy a limpiar este plato,”
  2. “Agarro el plato”.
  3. “Abro la llave del agua”.
  4. “Pongo jabón en la esponja”.

No realices ninguna acción antes de que hayas anunciado tu intención de hacerlo. Repito, suena raro al principio, pero pronto notarás algo increíble: El simple acto de lavar los platos es en realidad una serie de acciones, movimientos y pensamientos hechos con suma consciencia.

Así que cuando tu intención se centra exclusivamente en la acción, entiendes exactamente lo importante que es cada paso para llegar a ese acto.

Normalmente, hacemos la mayor parte de nuestras acciones diarias de manera automática, pero imagina si miramos todas las decisiones y acciones que componen nuestro ocupado día, cuando lo hacemos con intención, dándoles sentido. 

Esto nos permite recuperar el control de nuestras vidas, y estar alineados con nuestros deseos más profundos en todo momento.

6. Libera tu cuerpo

Tu cuerpo necesita moverse para estar sano, sigues escuchando eso en todos los medios de comunicación. ¿Pero has encontrado lo que te gusta? Una actividad física que te atrae, no para perder peso o ganar en músculos, sino simplemente para conseguir un cambio de ambiente y despejar tu mente.

Para las personas que siempre están llenas de ideas y pensamientos, puede ayudar a deshacerse de esa mente “demasiado llena”. Al mismo tiempo, tu cuerpo y tu mente están intrínsecamente ligados, si uno no está en su mejor momento, se sentirá en el otro. Por eso es tan importante hacer ejercicio, estar activo, especialmente en nuestras sociedades sedentarias, “mente sana en cuerpo sano”, y visceversa. 

Puede parecer una pérdida de tiempo, pero es importante para tu bienestar. Verás la diferencia después de probar una actividad que te guste, al mismo tiempo estarás en el estado mental adecuado para aplicar con éxito la Ley de Atracción.

Falsas ideas sobre la ley de atracción

Idea No.1: “¿Puedo conseguir todo lo que quiero con la Ley de Atracción?”

La Ley de Atracción es sólo una de las leyes que rigen nuestro universo. Y debes recordar, esta ley es para quien quiera practicarla, si tu decides involucrarte por completo a esta idea, desde tu interior, funcionará, si en cambio solo la lees y esperas que haga milagros con tu “yo” que no desea cambiar, no esperes demasiado. 

Recuerda que también compites con las intenciones de otras personas, tanto buenas como malas. Así que ten en cuenta que si tu deseo entra en conflicto directo con el deseo más poderoso de otra persona, entonces el universo responderá en consecuencia.

La Ley de Atracción no te da un control total sobre tu vida, pero si establece que las cosas parecidas se atraerán entre sí, como te dije, igual que un boomerang. Y puedes usar esto a tu favor haciendo que tus deseos se hagan realidad, no es magia, tienes que trabajar en tu interior. 

Idea No. 2: “Intenté ser rico con la Ley de Atracción, pero terminé perdiendo dinero. ¿Qué ha pasado?”

No puedo hablar de lo que pasó, pero lo más probable es que tengas miedos y creencias limitantes que no has resuelto. Deseando solamente la riqueza no es suficiente para manifestar el dinero en tu vida. Primero asegúrate de que tus miedos y dudas no sean más poderosos que tus deseos.

Si piensas interiormente que “Los ricos son todos unos bastardos, es difícil ganar suficiente dinero, el dinero es sucio…” entonces efectivamente esto hará retroceder tus deseos que serán auto-saboteados por tales pensamientos. Así que tómate el tiempo para evaluar si no tienes este tipo de visión en mente antes de formular el deseo de hacerte rico.

Además, ten paciencia con cada paso de la Ley de Atracción, perseverando con tus intenciones. Después de todo, usar la Ley de Atracción requiere una práctica continua, con la que tendrás que ser paciente, y mejorar la fuerza de tu intención. No es un proceso que se pueda probar una sola vez.

Idea No.3: “¿Significa la Ley de Atracción que todo lo malo que me pasa es culpa mía?”

A menudo tomamos el atajo de culparnos a nosotros mismos por las situaciones negativas que nos suceden. Esto se debe a que siempre buscamos una causa para todo. Al mismo tiempo, también reafirma nuestros miedos, dudas e inseguridades, es importante ser consciente de esto. 

La Ley de Atracción no significa que seas el único responsable de cada pequeña cosa que te suceda pero si significa que los seres humanos se atraen entre sí.

Es más probable que atraigas situaciones negativas si el miedo, la duda y tus falsas creencias te hacen creer que te van a pasar cosas malas. Pero esto no significa que te estén pasando cosas malas por TU culpa. Sólo significa que están sucediendo cosas malas y que tus sentimientos negativos actúan como un imán o una brújula que los guía hacia ti.

Por supuesto, sería simplista imaginar que todo lo malo en el mundo sucede porque alguien no tiene un pensamiento o una intención positiva. Las guerras, los genocidios y las hambrunas no suceden simplemente porque una persona no tenga suficientes intenciones positivas.

Siempre ocurrirán cosas malas y tenemos que lidiar con ellas. A menudo aprendemos de ellas. Así que piensa en estas cosas como enseñanzas ocultas, que al final de todo nos hacen más fuertes.

Entonces, ¿alguna vez has usado la Ley de Atracción para manifestar algo en tu vida? Si es así, por favor comparte tus experiencias con nosotros en los comentarios.

Al contrario, puede ser que no hayas logrado usar la Ley de Atracción, y quieres la ayuda de expertos que te acompañaran durante este proceso. Descubre el programa que nuestro equipo a desarrollado para ti para que puedas vivir la vida que mereces, dandole clic en la siguiente foto.

Si te ha gustado este artículo, siéntete libre de compartirlo con tus amigos y familiares 🙂 !

3 respuestas a “¿Cómo funciona la Ley de Atracción?”

Muy interesante. El concepto inicia en la mentalidad de las personas. Somos lo que pensamos y atraeremos eso mismo.
Tengo una frase clara en mi cabeza siempre: Si de todas maneras vamos a pensar, porque no hacerlo en grande desde el principio.

Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s