1. Decir “sí” más a menudo

Conviértete en un “Yes Man”

Puede que hayas visto la película “Yes Man”, en la que Jim Carrey interpreta a un hombre llamado Carl que se reta a sí mismo a decir “sí” a todo.

Al hacerlo, Carl se abre a un montón de nuevas posibilidades, desarrolla nuevas habilidades que normalmente nunca habría probado, hace nuevos amigos y, en general, se convierte en una persona mucho más feliz. Ahora bien, aunque sólo sea una comedia, la película transmite un mensaje muy poderoso.

Al decir “sí” más a menudo en tu vida, como Carl, te abres automáticamente a más posibilidades.

Sal de tu zona de confort

Normalmente, cuando decimos “no”, es porque queremos quedarnos en nuestra zona de confort. Pero la lógica nos dice que si seguimos haciendo las mismas cosas, seguiremos obteniendo los mismos resultados.

Por eso, para mejorar tu vida, tienes que empezar a superar tus límites y ampliar tus experiencias.

Probar cosas nuevas te ayudará a crecer personalmente… Y quién sabe, quizá descubras una “nueva pasión” por el camino.

2. Es mejor fracasar que no haberlo intentado nunca…

Miedo al fracaso

El miedo al fracaso es una de las principales razones que impiden a las personas vivir una vida plena.

En tu interior te dices que es “imposible” que consigas ciertas cosas. Son estas creencias limitantes las que te impiden hacer (o tener) lo que realmente quieres. Es el miedo a fracasar “potencialmente” lo que nos impide siquiera intentarlo.

¿Se te ocurre algo que siempre hayas querido hacer, pero que nunca hayas intentado por miedo a no ser lo suficientemente bueno?

Esto nos ha ocurrido a la gran mayoría de nosotros.

El miedo es una creación de la mente.

Esta es la realidad: el miedo es algo que creamos en nuestra propia mente.

Hazte esta pregunta:

EN EL PEOR DE LOS CASOS, ¿QUÉ PODRÍA PASARME?

Ahora haz el ejercicio contrario, e imagina lo mejor que podría pasar. ¿No crees que tienes todas las de ganar si te arriesgas?

Aunque al final fracases, siempre es mejor intentarlo para no acabar arrepintiéndote después. Considera también el fracaso como una oportunidad para aprender y crecer personalmente. Aprende a aceptar el miedo y a reconocerlo como un obstáculo esencial en tu camino para crear la vida de tus sueños.

¡Intentalo! Te prometo que no te arrepentirás.

3. Vivir el momento

Aprovechar al máximo cada día

¿Eres el tipo de persona que se preocupa por el futuro, o te detienes a actuar por cosas que te han marcado para mal en el pasado? 

Como individuo que sigue necesariamente una lógica de evolución, o incluso de desarrollo personal, no puedes ignorar tu pasado ni evitar preocuparte por tu futuro.

Una cosa es cierta, no puedes cambiar el pasado, pero tienes el 100% del control de lo que decides hacer hoy. La mejor manera de asegurarte de tener recuerdos felices y un futuro brillante por delante es aprovechar al máximo cada día.

Sé consciente de las cosas que te rodean

Vivir en el momento presente significa elegir ser plenamente consciente de lo que está sucediendo frente a ti, ahora, poniendo todo lo demás en “pausa”. 

Actualmente, queremos vivir en la inmediatez de las cosas, queremos todo rápido para pasar a lo siguiente, sin disfrutar plenamente el momento, lo que es bastante trágico. 

Vivimos en tiempos donde existe la ausencia de nosotros mismos: estamos la mayor parte del tiempo en “piloto automático” sin ser conscientes del momento presente. Estamos absorbidos por el estrés, los medios de comunicación y la tecnología (iphones, ipads, etc…), y pensamos constantemente en un pasado que ya no existe y en un futuro que aún no es. Nos olvidamos de vivir el momento presente.

Si has decidido sentarte en el sofá con un buen libro, dar un paseo, ver el cielo o cualquier otra actividad, vive este momento al máximo sin dejarte parasitar por el resto. Aprovecha los diferentes sabores de la vida. 

Al vivir el momento, te liberas para alcanzar todo tu potencial.

4. Reconoce tu propia abundancia

Toma conciencia de tu abundancia

En general, ¿te has dado cuenta de que:

El problema es que estas personas rechazan inconscientemente las cosas que más desean. Para atraer lo que queremos en nuestra vida, primero debemos eliminar nuestro apego a nuestro deseo y tomar conciencia de que ya vivimos con abundancia.

Ahora mismo, tienes todo lo que necesitas.

¿Una petición o una necesidad?

Puede que quieras aumentar tu riqueza, pero date cuenta de que en algunos aspectos ya eres rico:

Date cuenta de que tu deseo es más una petición que una necesidad. Una vez que entiendas esto, te sentirás menos frustrado y poco a poco empezarás a ver el lado positivo de las cosas. ¡Y eso es lo que aumentará tus posibilidades de atraer lo que quieres!

Para ayudarte a ser más consciente de tu propia abundancia, haz una pequeña lista diaria de cosas por las que dar las gracias. Puedes hacerlo con este ejercicio: el Diario de la Gratitud.

Al hacer esto, naturalmente comenzarás a convertirte en una persona más positiva y agradecida, ¡una persona que vive la vida sin arrepentimientos!

Ahora dime ¿Cuáles son sus consejos para vivir una vida sin remordimientos?

Déjame tu respuesta en los comentarios de abajo, y al mismo tiempo ayuda a otras personas a vivir su vida al máximo .

2 Respuestas

Deja un comentario