“Existe una psicología secreta del dinero que la mayoría de la gente desconoce. Esto explica su fracaso financiero” – T. HarvEker

Todos hemos sido condicionados -de una forma u otra- a pensar y actuar de forma diferente con respecto al dinero desde que éramos niños.

Hay dos tipos de condicionamiento:

1. El condicionamiento verbal

Si desde pequeño te han dicho que:

En este caso, es muy probable que algunas de tus acciones y/o elecciones hayan sido guiadas por estas creencias.

Si los que nos rodean nos han condicionado verbalmente a ver la riqueza como algo malo o inaccesible, ¿cómo podemos pretender alcanzar un mayor nivel de vida?

2. El acondicionamiento mediante el ejemplo

Aprendemos mucho con el ejemplo. Incluso cuando se trata de dinero. Como muchos, tendemos a actuar como hemos visto actuar a nuestros padres.

¿Cómo actuaron sus padres?

Así que es importante tratar de recordar cómo se comportaron:

Cuidado con tus creencias sobre el dinero

En cuanto al aspecto financiero de nuestras vidas, muchos de nosotros tendemos a hacer y/o ser como nuestros padres. Esto implica que, independientemente de cómo lo hagamos, probablemente tenga una relación directa con nuestra infancia y la forma en que fuimos educados.

Muchas personas aspiran al éxito y a la prosperidad financiera. Desgraciadamente, la mayoría de ellos nunca supera sus creencias erróneas sobre la riqueza, el dinero y los ricos.

¿Cómo puedes decir que quieres atraer abundancia financiera si tu relación con el dinero es negativa?

Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es identificar, desarraigar y sustituir todas tus opiniones negativas sobre el tema.

Es importante identificar todas las ideas preconcebidas -sobre todo de la infancia- que te han transmitido quienes te rodean. Inconscientemente, la lealtad y el peso de la familia, por muy importantes que sean, suelen ser grandes obstáculos para la prosperidad financiera.

Prepárate para empezar de cero

Ahora que sabes que no eres realmente “tú”, y que has sido condicionado por los seres que te rodean, puedes tomar la decisión consciente de volver a empezar desde cero y comenzar de nuevo sobre una base más “sana”.

Y si hoy decides:

Atrévete a reprogramarte

Estamos hablando de dinero, pero puede ser apropiado para otras áreas como la estima, la confianza e incluso el amor… Porque sí, algunos piensan que tampoco están hechos para ser amados. Todos merecemos amar y ser amados. Todos tenemos derecho a la felicidad, y tú no eres una excepción.

Si lo que eres hoy no es realmente lo que quieres ser en la vida, entonces: ¡CAMBIA AHORA! Porque nadie lo hará por ti.

Nada puede detenerte, excepto tú mismo.

Tú das forma a tu mundo

Lo digo a menudo en el blog: tú eres el creador de tu propia realidad.

Recuerda que vivimos en un mundo de causalidad. Nuestra existencia se concreta en al menos cuatro ámbitos: físico, mental, emocional y espiritual.

Lo que es importante entender es que el mundo físico, el que vemos, es sólo la consecuencia de los otros tres.

La riqueza, la salud, la enfermedad, el peso e incluso la felicidad son resultados.

Nuestro mundo exterior es sólo el resultado de nuestro mundo interior. Si las cosas no van bien en tu vida exterior, es porque las cosas no van bien en tu vida interior. Y la única manera de cambiarlos será cambiando primero nuestro mundo interior.

¡Cambia porque puedes!

Ahora cuéntame en los comentarios de abajo si tú también crees que te han condicionado (sin importar el ámbito). Y si sí, ¿cuáles son las frases que te han dicho muchas veces? Por mi parte, sé que lo fui, y tuve que trabajar en mí mismo para “desarraigar” mis creencias erróneas.d

Deja un comentario